Omnidrone y Leyton, una unión con éxito asegurado.

La industria del desarrollo de videojuegos está en auge. La pandemia ha hecho que experimente un crecimiento pocas veces visto y surjan nuevas oportunidades para el sector relacionadas con el I+D+i. Aprovechar estas oportunidades resulta clave para crecer entre la competencia, por ello diferenciarse es vital y un ejemplo es la unión que Leyton y Omnidrone han llevado a cabo para situarse entre las empresas punteras del gaming en nuestro país.

MARCH 26, 2021

12:00 AM

Por Equipo

La industria del desarrollo de videojuegos está en auge. La pandemia ha hecho que experimente un crecimiento pocas veces visto y surjan nuevas oportunidades para el sector relacionadas con el I+D+i. Aprovechar estas oportunidades resulta clave para crecer entre la competencia, por ello diferenciarse es vital y un ejemplo es la unión que Leyton y Omnidrone han llevado a cabo para situarse entre las empresas punteras del gaming en nuestro país.

Aprovechar las adversidades y lograr hacerse fuerte pese a ellas no es tarea sencilla. Sin embargo, la industria del videojuego, o más conocida en la actualidad como el sector del gaming, ha logrado hacer de la situación de la pandemia una oportunidad donde crecer, expandir sus posibilidades y crear nuevos caminos hacia delante. En España, este sector es el cuarto mercado a nivel europeo y el noveno a nivel mundial, creciendo exponencialmente año tras año y teniendo una previsión de crecimiento más que notable en los próximos años.

Dentro de este sector en auge está Omnidrone. Una compañía española con sede en Barcelona que vio como la crisis sanitaria puso ante sí nuevas oportunidades de ampliación de negocio en el mundo de los videojuegos para móviles. Sin embargo, como aseguró su CEO y Cofundador, Gerard Fernández, en una entrevista en el Espacio Leyton de Capital Radio, “pese a que Omnidrone se fundó en 2013, nuestra aventura comenzó en 2001. Con el tiempo fuimos teniendo un crecimiento que nos permitió en 2013 salir de donde estábamos para crear algo fresco y nuevo”.

“Estamos ante un sector con una competencia feroz, no es fácil conseguir crear productos en el mundo del videojuego. Es muy importante tener una pizca de suerte, pero resulta vital tener un buen equipo detrás, ya que esto es lo que anima a los inversores a invertir en un proyecto”, comentó Gerard Fernández al ser preguntado sobre las claves del sector. “Tener talento hace que tarde o temprano salgan los éxitos de los estudios”, afirmó.

Al mismo tiempo, el CEO de Omnidrone asegura que, pese a que la pandemia no afectase al modo que tienen de trabajar, sí les dio un impulso al ser una de las pocas vías de entretenimiento durante el confinamiento vivido hace poco más de un año. “Nuestro trabajo se realiza básicamente con ordenadores, por lo que no nos resultó complicado adaptarnos al teletrabajo. Hubo una adaptación en cuanto a la comunicación del equipo, pero no en cuanto a cómo realizar nuestro trabajo. En ese sentido fuimos afortunados. En cuanto al ‘boom’ de los videojuegos, al tratarse de un ocio móvil, que se puede hacer en cualquier lado (en este caso en las casas), sí que es verdad que ha habido un gran aumento en el consumo de este tipo de servicios”.

Sobre este ‘boom’ del videojuego, Gerard Fernández comentó que para ellos ha sido todo un reto, ya que el crecimiento se ha hecho en unas circunstancias difíciles. “La mayor dificultad ha sido crecer como hemos crecido. En doce meses hemos, más que duplicado la plantilla, pasando de 60 a 140 personas trabajando en la compañía. Esta escalada ha sido enteramente en remoto y hemos tenido que aprender a introducir personas nuevas sin poder vernos las caras, con una comunicación más fría de la que estamos acostumbrados. Para nosotros la motivación de ver cómo va avanzando el producto resulta clave, poder trabajar unos con otros y ver en los diferentes avances de todas las disciplinas que abarcan el equipo, es lo que muchas veces mantiene el enamoramiento por el proyecto, y con el nuevo modo de trabajar se podría decir que ha sido lo más complicado y, en ocasiones, frustrante”.

El factor diferenciador de Leyton El crecimiento del sector de los videojuegos, sin duda alguna, ha supuesto un horizonte mucho más grande y con más oportunidades del que había hace unos

meses. Sin embargo, este horizonte lleno de oportunidades también hace que la competencia, como aseguraba Gerard Fernández, sea cada vez mayor y más fuerte. Es por ello que las empresas deben conseguir encontrar el factor diferenciador que les haga destacar entre las múltiples opciones que, no solo el usuario, sino los inversores puedan tener delante.

Este as en la manga de Omnidrone es Leyton. “Leyton nos ha ayudado muchísimo. Somos una empresa del sector I+D+i, lo que implica que nuestro talento a contratar sea muy especializado y, por lo tanto, la principal ‘lucha’ con la competencia. Hay varias ayudas para nuestro sector que la competencia no conoce y cuyo acceso no es fácil, y a ellas nosotros sí podemos acceder gracias a Leyton. Precisamente este acceso al abanico de ayudas nos ha hecho poder ofrecer a nuestros empleados entre un 20% y un 30% más de salario o compensaciones que el resto de nuestros competidores”, afirma el CEO de Omnidrone.

“Nuestro mayor activo, nuestro valor, son los trabajadores. Con estas ayudas y bonificaciones que Leyton nos consigue lo que hacemos es reinvertirlo en ellos. De este modo, poder acceder a este tipo de ayudas, nos hace ser mucho más competitivos”, asegura. Y es que, como mencionó en el Espacio Leyton, el talento es lo que muchas veces acerca las oportunidades en el mundo del videojuego; un talento al que se tiene más acceso con esta labor de Leyton: “Gracias a estas bonificaciones podemos acceder a un talento extranjero que suele costar más. Tanto es así que un 40% de nuestro talento es extranjero, y muy posiblemente sin Leyton y sin poder acceder a las ayudas que ponen a nuestra disposición, no lo tendríamos”.

Escucha la entrevista completa:

Nuestro autor

Equipo

Insights relacionados