Sostenibilidad en las alturas.

Renovar las flotas, apostar por nuevos combustibles como el hidrógeno y la digitalización de los procesos son los principales pilares de la mejora sostenible del sector.

FEBRUARY 17, 2021

12:00 AM

Por Equipo

La globalización del mundo y la sociedad hace que año tras año el número de vuelos a nivel mundial aumente, y con ello, el número de las emisiones contaminantes a la atmósfera. Fruto de esto y del deseo constante por reducir el impacto de la actividad en el medio ambiente, el sector de la aeronáutica ha decidido potenciar su apuesta por la sostenibilidad e iniciar el camino hacia un futuro más respetuoso con el entorno. Un camino en el que se tendrán que implicar varios sectores, ya que de ello depende el éxito de la sostenibilidad en las alturas.

A medida que avanzan los años, el mundo se hace más global y accesible. Consecuencia de ello, las compañías aéreas, especialmente las de bajo coste, han ido aumentado anualmente el número de vuelos a nivel mundial y, con ello, los gases emitidos a la atmósfera.

Ante esta situación, surge la necesidad de explorar nuevas vías que permitan seguir manteniendo el flujo de vuelos pero invirtiendo en nuevas fórmulas más respetuosas y sostenibles con el medio ambiente. Por este motivo es que en los últimos años las diferentes compañías del sector aeronáutico han implementado sus programas de innovación, buscando, a través del I+D+i, fórmulas que permitan poder apostar por un mundo sostenible.

Por otro lado, la crisis sanitaria provocada por la Covid golpeó sin piedad a uno de los sectores más activos y rentables a nivel global. Esta situación, devastadora para la aeronáutica y que cerró las puertas al modo en el que se llevaba a cabo la actividad hasta el momento, abrió nuevas ventanas para el mundo sostenible. Unas ventanas que consisten en tratar de destinar las ayudas para la recuperación del sector en un impulso para crear un método más eficiente y respetuoso, invirtiendo en un nuevo modelo de aeronáutica con pilares como la sostenibilidad, implementación de combustibles más respetuosos y un sector mucho más digitalizado.

Precisamente uno de estos pilares es el que acapara gran parte de la atención innovadora de cara al futuro: implementar combustibles alternativos más sostenibles y respetuosos con el entorno. Pero no solo resulta vital por la innovación e inversión con respecto a los combustibles, sino porque esta innovación también afectará a la flota de las diferentes compañías, tratando de implementar las ‘naves’ que hagan posible el uso de estos combustibles, sustituyendo, definitivamente, los combustibles más contaminantes y las flotas más antiguas, por combustibles y aviones preparados para asumir el reto del futuro: la sostenibilidad aérea.

Hidrógeno Verde: el combustible del futuro

Precisamente, uno de estos proyectos de combustibles sostenibles está totalmente ligado al hidrógeno verde. En este modelo están puesta muchas de las miradas y expectativas de futuro, posicionándolo como uno de los principales combustibles con escasas emisiones contaminantes que puedan dar un vuelco a la aeronáutica. Un sector que actualmente vuelca gran parte de sus esfuerzos en reducir la cantidad de CO2 a la atmósfera y que vería, con proyectos como este, como su propósito no solo se consigue, sino que se supera con creces.

Sin embargo, para que esto se lleve a cabo, no solo hay que contar con la idea, hay que tener una serie de respaldos que ayuden a desarrollarla y potenciarla. Un respaldo que, como no podría ser de otra manera, está totalmente ligada a la inversión que se necesita en el sector. Este impulso, totalmente necesario, consiste en destinar parte de los presupuestos y de las ayudas al I+D+i, de modo que tanto los proyectos como las empresas que trabajan en ellos cuenten con el soporte necesario para innovar en la materia.

Esto precisamente en lo que desde varias compañías se ha buscado con los fondos y ayudas europeas y nacionales para la recuperación de los países tras la crisis provocado por la Covid. Conseguir, a través de estas, el impulso definitivo para apostar por esta transformación sostenible. Un impulso que se produzco gracias a inyectar en el sector un capital que se destine a la innovación, que haga que España sea uno de los referentes de la aeronáutica en cuanto al progreso se refiere.

Un ejemplo claro es el de Airbus. La empresa europea pretende conseguir el empujón que le lleve a hacer de su proyecto sostenible una realidad gracias al acceso a las ayudas para la recuperación (Fondos Europeos de Recuperación) que ha puesto en marcha la Unión Europea a raíz de la crisis sanitaria. Con ellos, Airbus pretende poder llevar a cabo proyectos como el desarrollo de combustibles de hidrógeno, mejora y renovación de su flota de aviones para conseguir modelos encaminados al uso de estos combustibles más sostenibles y un salto en cuanto a la digitalización de los procesos se refiere. Son, sin duda alguna, pasos importantes en la mejora del sector y un acercamiento vital a los objetivos sostenibles de un futuro no tan lejano.

En este sentido, el propósito de Leyton cobra un especial valor. Como persigue desde hace años, Leyton trata de ayudar a poner en marcha planes sostenibles, que garanticen un futuro mejor para las generaciones venideras, en donde la igualdad, equidad, sostenibilidad y respeto por el entorno sean los principales pilares, tanto sociales como económicos. Por ello, trata de ayudar a empresas, ya sean pymes o startups, empresas medianas y grandes del sector industrial como Airbus a rentabilizar sus acciones de I+D+i para así poder llevar a cabo sus proyectos.

Un ejemplo es el comentado acceso a las ayudas de recuperación fomentadas por la UE: Next Generation. Pero no solo eso. Para poder conseguir el máximo rendimiento, muchas veces hace falta financiación pública, pero también privada. Y es este otro punto donde la labor de Leyton se vuelve imprescindible, no solo por la búsqueda de dichas ayudas, sino por conseguir que a estas se les saque el mayor partido posible, explorando y exprimiendo hasta la última gota posible para lograr, plenamente, un desarrollo sostenible real.

Nuestro autor

Equipo

Insights relacionados