Economía Sostenible: el éxito de Omnidrone Games.

En este nuevo capítulo de Espacio Leyton hemos puesto el foco en otro sector que centra su desarrollo en la innovación: el de los videojuegos. Gerard Fernández, CEO y cofundador de Omnidrone Games, ha pasado por los micrófonos de Capital Radio para conocer de primera mano la historia de una compañía que cuenta con 140 empleados.

MARCH 26, 2021

12:00 AM

Por Equipo

En este nuevo capítulo de Espacio Leyton hemos puesto el foco en otro sector que centra su desarrollo en la innovación: el de los videojuegos. Gerard Fernández, CEO y cofundador de Omnidrone Games, ha pasado por los micrófonos de Capital Radio para conocer de primera mano la historia de una compañía que cuenta con 140 empleados.

Aunque Omnidrone Games data de 2013, la historia de sus cofundadores viene de más allá. Gerard Fernández junto a Elías Lozano, fundaron en el 2001 la empresa pionera en España en la creación de videojuegos para teléfonos móviles.

Posteriormente, en 2007, la misma fue adquirida por un grupo americano fundado por Trip Hawkins, Digital Chocolate.

Para entender la relevancia de esta operación, hay que recordar que Hawkins también fue el creador de Electronic Arts, la desarrolladora de videojuegos deportivos más importante del mundo.

En 2013, Digital Chocolate vendió la empresa de Gerard y Elías al grupo Ubisoft. Cuando iba a realizarse esa transacción, ambos cofundadores decidieron salir y fundar una compañía nueva, que es la que hoy nos ocupa: Omnidrone Games.

El objetivo de esa determinación, en palabras de Fernández, era “intentar crear algo nuevo y fresco”.

Éxito en un sector muy competitivo

La compañía no pudo tener un mejor comienzo, su CEO confiesa que “levantamos unos tres millones de dólares, cuando ni siquiera teníamos ni mesas en la oficina, cuando el capital semilla suele ser de 500.000 euros”.

Gerard Fernández explica que la clave para haber alcanzado este hito es, además de tener mucha suerte, “tener un buen equipo detrás, que es lo que convence a un inversor en nuestro sector. Esperan que, si tienes gente con talento, tarde o temprano salga un éxito de tu estudio”.

Y efectivamente, consiguieron lanzar dos videojuegos, un hecho nada desdeñable en un sector tan competitivo. Ahora se encuentran en un partnership con una de las empresas americanas más grandes.

Más allá de inversores, la empresa también ha recibido ayuda de Leyton en materia de bonificaciones a la seguridad social por personal investigador. El cofundador de Omnidrone Games resalta que “nos ha ayudado muchísimo porque hay diferentes ayudas, que muchos empresarios de nuestro sector no acaban de conocer, ya que no son de fácil acceso. Y si no las conoces, no te puedes beneficiar de ellas”.

El poder aprovechar esas ayudas tiene una gran repercusión en las cuentas de la empresa. De hecho, gracias a estos incentivos a la innovación, esta desarrolladora de videojuegos le ofrece a sus empleados “entre un 20% y un 30% más de salario, o de compensaciones, que el resto de competidores”.

Una adaptación sencilla a la pandemia

La firma se ha adaptado “de forma muy sencilla a la pandemia, de hecho en eras sin COVID-19 ya teníamos gente que trabajaba en remoto”, afirma Gerard. A ello ha ayudado mucho que, el trabajo que realiza Omnidrone Games, se desarrolla completamente a través de ordenadores.

Además, ante los confinamientos, la demanda de videojuegos ha aumentado. Fernández lo califica como “un boom en este tipo de servicio”.

Sin embargo, también se han encontrado con complicaciones a causa de la pandemia. La empresa ha duplicado en estos últimos doce meses la plantilla, algo que han tenido que llevar a cabo completamente en remoto.

El cofundador de Omnidrone Games detalla que “no resulta fácil introducir personas nuevas en los equipos de desarrollo sin ni siquiera conocer las caras, todo se hace a través de una comunicación fría”.

Escucha la entrevista completa:

Nuestro autor

Equipo

Insights relacionados